Pendiendo de una Bolsa
Pendiendo de una Bolsa
Proyecto
Esta pieza intenta generar relaciones simbólicas entre la manifestación social y el modelo económico que Chile ha desarrollado por más de 30 años. Así, surge la analogía entre la especulación del mercado y el cacerolazo, la manifestación social. A medida que la bolsa se desploma, las cacerolas se oyen con más fuerza, se amplifica el ruido con la acción de golpearlas.

Pendiendo de una Bolsa consta de 6 ollas con 6 transductores de sonido colgados del techo. Cada transductor reproduce una frecuencia de 40Hz, la que genera que los dispositivos se muevan y vibren, en vez de sonar. Así, pequeños golpes constantes e irregulares en las ollas son producidos, creando un continuo cacerolazo autónomo.

La magnitud de la vibración depende de la curva de datos de la Bolsa de Comercio de Santiago, específicamente la fluctuación de empresas de agua, gas, electricidad, valor del dólar, IGPA e IPSA. Datos tomados entre el 18 de octubre del 2019 (Inicio de la revuelta) hasta el 16 de mayo del 2020 (día que Chile despierta en cuarentena por el covid). Estos valores son comprimidos para que la curva de fluctuación, transformada en amplitud sonora, dure una hora.
Esteban Agosin
Artista sonoro y de medios electrónicos. Licenciado en Música de la Universidad de Valparaíso, Chile y Magíster en Artes Electrónicas de la Universidad Nacional de Tres de Febrero, Buenos Aires, Argentina. Actualmente vive en Seattle, Estados Unidos, y cursa el doctorado en Artes digitales y medios experimentales, Universidad de Washington, Seattle, Estados Unidos (Dxarts).

Su práctica artística se basa en investigaciones principalmente relacionadas con el sonido, el cuerpo, el espacio público y la tecnología, que se expresan en procesos experimentales relacionados  con la robótica y los objetos/dispositivos electrónicos.

http://www.estebanagosin.cl