Sonográfico
Sonográfico
Proyecto
La obra consiste en una serie de partituras en blanco que fueron pegadas en forma de carteles, desde el 19 de noviembre hasta el 02 de diciembre, en diversos muros y rincones de Valparaíso, una ciudad en ese momento convulsionada y llena de inscripciones visuales que manifestaban la voz popular. Las partituras en blanco invitaban, sin decir nada, al discurso colectivo, al mismo tiempo que encarnaban metafóricamente la demanda de escribir desde una página en blanco una nueva constitución para Chile. Las partituras blancas son una página por componer y que al habitar el espacio público pertenece a todos, formando parte de las calles y de la vida cotidiana de la gente. Las partituras en blanco, al igual que la idea de silencio, son una señal política que puede decir mucho sobre la represión, la dictadura, la censura o la ignorancia, pero también puede significar lo contrario y ser un acto de resistencia social, una página en blanco donde inscribir un nuevo futuro. En cierto modo, la ambigüedad del silencio también representa su mayor valor político, un ejercicio de poder que puede tener como objetivo tanto dominar como resistir. En este caso, las partituras se transformaron en un marco, una invitación a la acción y la inscripción de pensamientos anónimos, un espacio para la observación de mensajes y demandas populares que en otro caso pasarían desapercibidas.

Sonográfico de Henrique Fernandes y Jorge Quintela (Portugal), es una obra realizada en el contexto del Encuentro Tsonami 2019, Prácticas sonoras en contextos de crisis, y gracias a la colaboración entre Tsonami Arte Sonoro (CL), Lisboa Soa (PT), y Sonoscopia (PT), quienes organizaron una residencia curada por Raquel Castro.

Sonográfico de Henrique Fernandes y Jorge Quintela (Portugal), es una obra realizada en el contexto del Encuentro Tsonami 2019, Prácticas sonoras en contextos de crisis, y gracias a la colaboración entre Tsonami Arte Sonoro (CL), Lisboa Soa (PT), y Sonoscopia (PT), quienes organizaron una residencia curada por Raquel Castro.
Sonoscopia + Nueva Sinceridad
Henrique Fernandes comenzó sus estudios musicales en 1992 en Escola Profissional e Artística do Vale do Ave (ARTAVE), estudiando contrabajo en la clase de Alexander Samardjiev. Concluyó en 2005 su licenciatura en contrabajo en la Escuela Superior de Música e Artes do Espectáculo do Porto con Florian Petzborn. Paralelamente al mundo de la música clásica, actuó en varios proyectos de música experimental como Mecanosphere, F.R.I.C.S, Lost Gorbachevs, Two White Monsters Around a Round Table, Stealing orchestra, Srosh y Space Ensemble, N.O.F.P, entre otros. En los últimos años también colaboró ​​con una variedad de músicos y artistas de diferentes áreas: John Zorn, Z’ev, John Rose, Damo Suzuki, Mark Stuart, Dan Kaufman y Christian Wolff.

Además, ha desarrollado trabajos en la construcción de instrumentos musicales y objetos sonoros que usa en varios proyectos musicales o talleres.

www.sonoscopia.pt

Jorge Quintela se graduó en fotografía y estudios audiovisuales en la Escola Superior Artística do Porto. Desde entonces, ha trabajado en cine, tanto como director y como director de fotografía. También ha presentado piezas de arte de instalación de video y actuaciones audiovisuales, como «Espectroscopio» y «Radioscopio», exhibidas en Solar – Galeria de Arte Cinemática y CAAA – Centro de Estudios de Arte y Arquitectura, en Guimarães.

En 2016, con la colaboración de Rui Lima y Sérgio Martins, lanzó el SoundScope Cinema proyecto, presentado tanto en el Festival de Cine Curtas Vila do Conde como en los Temps d’Image Lisboa. Además, colabora con la Sonoscopia Associação Cultural en la creación del proyectos de arte de performance / instalación «Draper Point e Sublumia», que se presentaron en el Festival Lisboa Soa 2018 y en la exposición «Disposofónicos», en el Palácio Vila Flor, en Guimarães.